Lucha de poder: ¿Cuántas mujeres tuvo David?

31 julio, 2019 5 Por Marcelo Wall
Comparte lo bueno:
8 min.

En los libros de Samuel, pareciera ser que sólo los hombres apuestos pueden llegar a ser reyes. Cuando Saúl, que era alto y de buen parecer (1 Sam 9:2), fue rechazado por Dios, Samuel el profeta tuvo que ungir a un muchacho como el elegido de Dios para suplantar al rey desechado.

La apariencia de David

En todo el arte a través de la historia el rey David fue representado en maneras muy interesantes. En los libros I y II Samuel, el joven David es presentado de una manera muy peculiar:


Era sonrosado, de hermosos ojos y bien parecido (BLP)

1 Samuel 16:12


David, por Donatello, en 1428-32 (foto P. Rodgers)

La imagen arriba parece más bien una caracterización de un hijo de la realeza que en su «juventud» o adolescencia, demostrando lo bello con el cabello enrulado y desnudo con un cuerpo sin arrugas. Hay traducciones que lo describen a David como rubio (ej. LBLA), pero trigueño o sonrosado es más acertado. La palabra en Hebreo para esta descripción es אַדְמוֹנִי (admoni = rojizo). Esta es la misma palabra que describe a Esaú (Gen 25:25). El punto central es que esto era considerado hermoso y atractivo en el tiempo de David.

David y las mujeres bellas

El primer paso de David hacia su carrera de monarca fue matarle a Goliat. El importante detalle en la celebración de esta victoria, según el autor, fue un encanto de las mujeres (1 Sam 18:6-7). El texto menciona dos veces que fueron las mujeres las que celebraban la victoria y finalmente causaron la envidia de Saúl.


las mujeres de todas las ciudades de Israel salían cantando y danzando al encuentro del rey Saúl, con panderos, con cánticos de júbilo y con instrumentos musicales. Las mujeres cantaban mientras tocaban, y decían: ≪Saúl mató a mil y David a diez mil≫.

1 Sam 18:7


David y Betsabé, por Théodore Tobiasse, en 1984

Las hijas de Saúl ofrecidas a David

Saúl mismo reconoció rápidamente que las mujeres podrían llegar a ser un punto débil para David. Dos de las hijas de Saúl llegaron a pensar en casarse con David (1 Sam 18:17, 20). Primero, David esquiva la oferta del rey Saúl al ofrecerle su hija Merab, en cambio de guerrear para él. Pero el el v. 19 parece indicar que sí había aceptado la oferta, cuando dice «llegado el tiempo en que Merab… debía ser dada a David» (1 Sam 18:19). Luego, el carisma de David llega a conquistar la lealtad de Mical, hija de Saúl, contra su propio padre. Esto lleva más que simplemente tener lindos ojos.


Dos bellas terminan en los brazos de David

1. Betsabé

Dos mujeres que estaban casadas en el momento de encontrarse con David terminan en la cama con este rey. La primera, y más conocida, es Betsabé. El libro de Samuel explica que David «desde el terrado vio a una mujer que se estaba bañando; y la mujer era de aspecto muy hermoso« (2 Sam 11:2). El desenlace queda como la mancha más negra de la vida del rey más conocido de la historia de Israel. En esta historia es dificil determinar si David tuvo algo de empatía o sus entrepiernas estaban tomando sus decisiones. Primero, David no espera: «David envió mensajeros y la tomó; y cuando ella vino a él, él durmió con ella (2 Sam 11:4)

Después de tramar el asesinato de Urías (más sobre este tema aquí), el esposo de Betsabé, David sigue mostrando el mismo ímpetu. Mientras que Betsabé llora la muerte de su esposo Urías, David no le dio ningún día más que lo establecido por el luto:


Al oír la mujer de Urías que su marido Urías había muerto, hizo duelo por su marido. Cuando pasó el luto, David mandó traerla a su casa, y ella fue su mujer; y le dio a luz un hijo. Pero lo que David había hecho fue malo a los ojos del Señor.

2 Samuel 11:26-27


Rey David, por Marc Chagall, en 1962

Es aquí, donde la astucia de David en armar un crimen de película para abusar políticamente de la mujer de uno de sus soldados más fieles (más aquí), llama la atención. Este abuso no sólo del poder, sino también de esta mujer, no lo pone en buen relieve a este David tan halagado en el judaísmo hasta en el Nuevo Testamento. Jesús y los discípulos tuvieron mucho trabajo en explicar a los líderes religiosos que Jesús era incluso mejor y más importante que David (ej. Mat 12:3; Mar 12:36-37; Hch 2:29-36).


2. Abigail

La segunda mujer es Abigail. Esta fue la esposa de Nabal a quien David había decidido matarle (más aquí). El texto introduce a Abigail de la siguiente manera:


El hombre se llamaba Nabal, y su mujer se llamaba Abigail. Y la mujer era inteligente y de hermosa apariencia, pero el hombre era áspero y malo en sus tratos

1 Samuel 25:3


Como lo había mencionado en otro artículo, la bella Abigail logra calmar el enojo de David, para que no mate a su esposo. Este de igual manera muere porque Dios lo hiere (1 Sam 25:38) y David siendo compasivo con la viuda o objetivamente evaluando la situación, le ofreció matrimonio a esta hermosa mujer (1 Sam 25:40-42). Ahora, la pregunta queda en el aire, ¿lo quiso Abigail o estuvo obligada por la situación? Seguramente las dos cosas: a) una viuda en aquel tiempo no tenía mucha esperanza de una buena vida, y b) como muestra su postrarse al suelo llamándose «sierva y criada» de su Señor David, ella entendió que la solicitud de David quizá no era para negarla. Ya se había salvada una vez del enojo de David.

¿Cuántas mujeres tuvo David?

Saúl, el supuesto malo de la película, parece no haber tenido muchas mujeres. Por lo menos el texto no se interesa en esto. Lo único que el texto dice de Saúl es que tenía una mujer llamada Ahinoam (1 Sam 14:50) y luego una (concubina?) llamada Rizpa (2 Sam 3:7). Pero sí se interesa en las varias mujeres que tuvo David. Mientras que el autor no menciona solamente dos mujer de Saúl, se refiere como mínimo a unas 8 mujeres nombradas que David ha tenido a lo largo de su reinado:

  1. Mical (1 Sam 18:27)
  2. Ahinoam (2 Sam 3:2)
  3. Abigail (2 Sam 3:3)
  4. Maaca (2 Sam 3:3)
  5. Haguit (2 Sam 3:4)
  6. Abital (2 Sam 3:4)
  7. Egla (2 Sam 3:5)
  8. Betsabé (2 Sam 11:27)

Pero estas 8 mujeres no fueron todas. Mical y Betsabé fueron centrales a la historia de David. Luego, 2 Sam 3:1-5 enumera las mujeres y los hijos que David consiguió en Hebrón. Más tarde cuando se muda a Jerusalén, haciéndola la capital de su reino, el autor dice que «después que vino de Hebrón, David tomó más concubinas y mujeres de Jerusalén» (2 Sam 5:13). De esta información se podría concluir que fueron por lo menos más que una concubina y más que una mujer, es decir como mínimo 4 mujeres más.

Pero más adelante el autor del libro menciona que «salió el rey [David], y toda su casa con él, dejando el rey a diez concubinas para cuidar la casa» (2 Sam 15:16). Esto suena a que David tenía por lo menos unas 10 concubinas (no esposas), que estuvieron con el en Jerusalén. Por lo tanto, según la información que el autor brinda:

Conclusión:

Como la pregunta inicial fue acerca del número de las mujeres que tuvo David, aquí está la respuesta:

David ha tenido POR LO MENOS unas 10 esposas, y unas 10 concubinas a lo largo de su vida. 

El rey David, como es retratado, parece haber sido un líder carismático, con varios talentos naturales. Como músico le agradó al enojado rey Saúl. Como mozo y guapo le agradó a varias mujeres. Como poderoso, le agradaron las mujeres y se aprovechó de algunas y ayudó a otras. En contraste con Saúl, David parece más «mujeriego». Un harén para un rey era lo más normal en aquel tiempo y es una forma de cómo retratar a un rey más majestuoso. Saúl no fue tan majestuoso, pero Salomón le ganó a David por unas cuántas. Si esto es aprobado por Dios para los cristianos hoy en día, es otra discusión. Pero queda una cosa que se debe aclarar todavía:

Como se había explicado en otro artículo, la pregunta se está apuntando: ¿Qué significa que David fue und hombre «conforme al corazón de Dios»? Esta pregunta se estará respondiendo en un artículo más adelante.